Death

Death

sábado, 9 de agosto de 2008

Ojos


En tus indefinidos ojos quisiera los míos plasmar,

y en sus colores misteriosos, mi mente conjugar,

para en ellos reflejar todos mis pensamientos,

intentando adivinar un atisbo de sentimiento.

En tus insólitas pupilas quisiera cristalizar

los tiempos de las sybilas y oráculos, precognizar

y, en tus cálidas córneas, los futuros sabotear;

frenando al reloj sus horas, el movimiento invalidar.

Pasado, presente, futuro... Sólo una continua línea,

que viera en los ojos tuyos, adentrándome en tus retinas.

Quisiera surcar los mares que tus ojos arremolinan,

perderme en imaginares que tus ojos imaginan.

En tus ojos fundirme entera, obnubilada quisiera

ser en ellos lo que era, poder lo que no pudiera.

Por tus ojos penetrarte, refugiándome en tu esencia

y tal vez equilibrarte la negación de conciencia.

Sin que supieras, brindarte un algo de consistencia,

haciendo que forme parte mi espíritu en tu existencia.

Y por tus ojos poder ver, aunque los míos cegaren;

los tuyos me harían creer lo que los míos negasen.

Quedarme atrapada en tus iris fantasmales,

dejarme sentir llevada por sus rutas abismales.

Desprenderme sin pesar de mi cuerpo material;

mis áureas alas volar, mi etéreo hacia tu entidad.