Death

Death

lunes, 7 de julio de 2008

Maestro


Cuán difícil es, maestro, que interpretes lo que pienso;

tanto más cómo me siento, cuando estar mal te demuestro;

y descubro con tristeza, que no notas sufrimiento,

no percibes que un tormento, va sumiéndome en pobreza.

Recurro a ti por ayuda... Lo logrado estoy perdiendo,

con tus "no" voy adquiriendo el... beneficio? de la duda.

Mi débil factor creencia, prácticamente, no existe;

autosuficiencia persiste, evitando más falencias

que pudieran de mí borrar lo bueno y lo positivo...

Tanto que hube conseguido con mi ansias de triunfar.

Aunque aún no estoy vencida, restan fuerzas para luchar...

No sé cuánto han de perdurar, quizá ya esté cayendo rendida...

Y me niego a concientizar que no te importe, maestro,

si ante ti desnuda muestro mi alma, sin disfrazar;

sin tener que aparentar mi invulnerabilidad;

poder decirte: "Mi voluntad está a punto de expirar".

Mi confianza tú posees, también mi cariño tienes...

y, de esos pocos, mis bienes, te brindo lo que desees.

No me abandones, maestro... Tan sólo pido tu mano

que me arranque de este vano sendero, oscuro y siniestro.

No me defraudes, maestro! Mi yo se transforma en nada.

Nada es todo y todo es nada... Bien sabes que, todo es nuestro.