Death

Death

domingo, 1 de junio de 2008

Kenkha

En tus dorados cabellos quisiera enredar mis manos,
entrelazando mis dedos, cada mechón anillando.
A la luz de tus verdes ojos enceguecer mi mirada,
deslizarla por tu rostro hasta tu boca, y cerrarla.
Con mi lengua investigar la cavidad de tu boca
y con tu lengua bailar alguna canción melódica.
Recorrer con mis labios, todo tu cuerpo besando;
aplacar mi sed de años, tu blanca piel saboreando.
Dormir una siesta eterna, soñar con tu amor amado,
reposando mi cabeza entre tus pechos rosados;
y encontrarte, al despertar, entre mis brazos perdida;
tu figura memorar, mientras tú sigues dormida.
Mis manos calor brindarte, y mi pasión retraída;
con mi cuerpo cobijarte, y colmarte de caricias.
Poseerte por completo, perder en ti mi razón,
obnubilado en tu sexo y fundiéndome en tu interior.