Death

Death

lunes, 26 de mayo de 2008

H2O


Llueve mi amor en el infinito cielo de tus ojos.
Tu risa cristalina es el manantial de tus labios rojos.
La sombra de tu presencia
oscurece la nada de mi ausencia.
Y, en el fondo de las aguas de mi llanto,
apareces tú con tu endiablado encanto.
Recorro los puertos de tu pelo,
las bahías de tu profunda mirada;
las nubes de tus pestañas
que enturbian la claridad de tu cara.
Dos ríos de ilusiones
son tus cejas marrones.
Me reflejo en el lago de tu pecho,
y me apoyo cual se apoya la nariz sobre un espejo.
Tu cabellera rubia es el arroyo
de las múltiples angustias,
de las límpidas cascadas
de mis lágrimas de lluvia, saladas.
Es tu amor, hielo que no se derrite;
es mi amor, agua candente que permite
derretir, volver agua tus ansiadas palabras
de amor, para secar mi húmedo dolor.