Death

Death

lunes, 19 de mayo de 2008

Llanto

Si las lágrimas que ayer he derramado,
yo supiera mañana florecieran,
cuán feliz sería por haber llorado,
si, en rosas y jazmines, pos las viera.
Si las lágrimas, que una vez se me escaparon,
en áureas perlas se transformaran
después de liberarlas mis párpados,
no quisiera que jamás me abandonaran.
Si estas lágrimas, que audaces recorrieron
mis mejillas, sin permiso empaparon;
mis pupilas, quienes solas las vieron,
querrán reverlas con los ojos cerrados,
sin volver a recordar por quien nacieron,
durmiendo, y eternos sueños soñando.