Death

Death

miércoles, 21 de mayo de 2008

Inspiración

Bajo una aureola lánguida de luna,
en mi mente bullen vocablos dispersos
que, con lento compás mueven mi pluma
sobre el papel, plasmándolos en versos.
Y es la palabra que, en estética armonía
guía mi mano tal vez algo insegura,
expresando con prolija melodía
un poema, su forma y estructura.
Pero, cuál es la vasta inspiración
que conmueve mi sentir en tal momento,
que desterrando mis sueños en canción,
obnubila todos mis pensamientos?
No es mi cerebro quien transmite los sentidos
a mis dedos, que afanosos van hablando;
hay alguien más que me dicta lo que escribo,
un ser completo que en mí se va filtrando.
Es alguien que, con lógica ironía,
va llevándome hasta hacerme confesar
mis ocultos sentimientos, en poesía,
que quizás no sepa a quien dedicar.
Es esa loca musa que, en mí misma,
tratando de encontrar un subterfugio,
da traslado a mi propia fantasía
brindando a mi soledad refugio.
Entonces, sin saber muy bien por qué,
quiero escapar de esa hermosa posesión,
que regala a mis letras fluidez
y que adorna con sus rimas mi emoción.